Saltar al contenido

Consejos para TRABAJAR DESDE CASA

¿Ya probaste el teletrabajo? Si es así, sabrás que no hay nada mejor que trabajar desde casa; ya que, esto te proporciona comodidad, tranquilidad y ¡Lo mejor! Te permite amoldar tus labores a tu horario, de forma que no tengas que levantarte a las 6 de la mañana ni salir apurado porque vas a perder el autobús.

Sin embargo, muchas veces corremos el riesgo de estar tan cómodos que nos volvemos poco productivos ¿Cómo evitamos esto? El primer paso es recordar que estás trabajando y, si no cumples con tus labores perderás el dinero que llega a tu cuenta una vez al mes, no quieres eso ¿O sí?

El segundo paso, es leer los siguientes consejos ¡Créeme! Te ayudarán a ser mucho más productivo.

9 consejos para trabajar desde casa

Tranquilo, no te pediré que te vistas como si fueras a la oficina ¡Todo lo contrario! Te explicaré cómo disfrutar de las virtudes del Home Office sin dejar la productividad de lado.

¡Créeme! No necesitas volver a la oficina para trabajar como si estuvieras ahí.

Comienza temprano

El simple hecho de ir a la oficina es una rutina ¡Piénsalo! Te levantas, desayunas, te arreglas, sales y emprendes un viaje hasta tu escritorio. En casa, literalmente te levantas de la cama para sentarte en el ordenador, lo cual es tan abrupto que no te da tiempo de asimilarlo.

Cuando eso ocurre, solemos tomar un desayuno prolongado y distraernos para “despertarnos” y poner manos a la obra ¡Eso es un error! Lo mejor que podemos hacer es establecer un horario y cumplirlo. Levántate, tomate una taza de café y comienza a trabajar, mientras más temprano comiences, más pronto terminarás. 

Piensa que tienes que ir a la oficina

Trabaja desde casa pensando como si estuvieras en la oficina. Aunque no lo creas, el subconsciente tiene un poder inmenso y si te haces a la idea de que estás en la oficina, trabajarás como si estuvieses ahí.

Anna Faber-Hammound te recomienda alistarte “para afrontar tus tareas y haz de cuenta que vas a trabajar. De lo contrario, corres el riesgo de pasarte el día en la cama”.

Organízate como si estuvieras en la oficina

¡No trabajes más ni menos! En casa eres tu propio jefe, por lo que tienes el control de tu tiempo, tus compromisos y tus actividades; por lo que, corres el riesgo de querer hacerlo todo a la vez o, por el contrario, dejarlo para más tarde.

Lo más recomendable es dividir las tareas por días y horas. Agenda tus actividades personales y laborales. Piensa cómo es tu rutina en la oficina y adáptala a casa.

Organiza un espacio de trabajo

Adapta un espacio para trabajar desde casa y otro para descansar. Yo no recomendaría trabajar en tu habitación y mucho menos en la cama o sofá ¿Por qué? Simple, porque estos son lugares asociados al descanso, al ocio y al tiempo libre.

Busca un “lugar de trabajo” y úsalo. Sam Mallikarjunan te recomienda tener “tu propio espacio. Puede ser una mesa o silla específica, una cafetería cercana”.

Trabaja cuando te sientas productivo

La productividad es variante no continua, así que es normal que no tengas la misma motivación a las 2 de la tarde que a las 10 de la mañana. Sin embargo, debes saber cuándo estás más motivado y cuándo prefieres tomar una siesta.

Sabiendo esto, haz las actividades más demandantes cuando tengas la cabeza 100% en el trabajo y deja las más sencillas para cuando tu motivación baje.

Concéntrate en una distracción

No, no está mal escrito. Haz oído ese dicho que reza “Si quieres hacer algo, pídeselo a una persona ocupada”, pues el teletrabajo me ha enseñado que mientras más ocupado estás más productivo eres porque estás motivado a terminar el trabajo y cualquier otra tarea.

Lo dijo Newton: “Todo cuerpo en movimiento tiende a seguir en movimiento”. Sin embargo, trabajar desde casa es muy lineal y, en la mayoría de los casos, hay poca motivación.

Pamela Vaugham nos recomienda concentrarnos en una distracción que nos impida distraernos con otras cosas; de esta forma, nos vemos obligados a aprender a administrar nuestro tiempo, dividiéndonos entre la distracción y el trabajo.

Planifica tus tareas de antemano

Es un error planificar lo que eras en el día el mismo día; ya que, eso le resta tiempo a las tareas y corres el riesgo de hacer una mala gestión. Lo más recomendable es organizarte un día antes y ¡Respetar la agenda!

Descansa

Cuando trabajas desde casa no estableces horarios y, en muchos casos, no nos levantamos hasta que terminemos ¡Eso es un error! Que estar en pijama no te impida darte el lujo de tomarte pequeños descansos cuando te sientas agotado.

Eso sí, procura alejarte del escritorio para recargar energías.

Establece a qué hora vas a terminar

Cuando yo trabajaba en oficinas no veía la hora que se hicieran las 5 p.m para irme a casa; sin embargo, ahora es diferente, si estás muy concentrado o tienes muchas tareas puedes perder la noción del tiempo y trabajar más de lo normal ¡Evita esto! Programa tu alarma y termina cuando debes terminar.

Espero que estos consejos te ayuden a ser más productivo.

¿Quieres saber más sobre este u otros temas relacionados? Déjanoslo saber en los comentarios ¡Ayúdanos a crear contenido especial para ti!