Saltar al contenido

¿Cómo RENUNCIAR a tu trabajo sin quedar mal?

diciembre 10, 2021

Renunciar es algo que a todos nos causa miedo, pero que muchas veces es necesario para progresar

renunciar a tu trabajo

¿Estás pensando en renunciar a tu trabajo, pero no quieres dar una mala impresión? No eres el único; ya que, el tema laboral tiene un peso bastante fuerte, sobre todo después de la “epidemia de despidos” que dejó la pandemia del Covid-19.

Asimismo, desde marzo de 2020, nacieron diversos movimientos sociales y personas que, más que provocar despidos, hizo que muchas personas tomaran la decisión de renunciar a sus empleos (sobre todo en Estados Unidos).

Sin embargo, hay muchos que no saben decir “Hasta aquí llegué” ¡Créeme! Yo lo hice y no es para nada sencillo si tienes una buena relación con tus compañeros de trabajo, aunque puede que con estos consejos todo se te haga mucho más sencillo.

¡Presta atención!

3 pasos para renunciar a tu trabajo

En agosto de 2021, Estados Unidos reportó un total de 4.3 millones de renuncias; una cifra que no se veía desde hace más de 20 años. Ahora, independientemente de lo que te motive a renunciar a tu trabajo, es posible que quieras mantener una buena relación con tus compañeros y empleadores.

De hecho, es normal que sientas una sensación de abandono donde, hasta irte para trabajar en algo mejor, puede generar un conflicto interno.  

En este caso, debes controlar tus emociones y seguir esta estrategia de 3 pasos:

Evita las sorpresas

Renunciar a tu trabajo implica todo un proceso mental donde, entre otras cosas, tendrás que:

  • Buscar otra fuente de empleo
  • Evitar situaciones que pongan en riesgo tus ingresos
  • Evaluar ventajas y desventajas de esa decisión

En tal sentido, es imposible que sea una decisión de un momento a otro. Sin embargo, en muchos casos, las personas buscan salir de su empleo actual lo más pronto posible, dándoles una sorpresa a tus empleadores y cerrándote la posibilidad de regresar en caso que más adelante sientas la necesidad de hacerlo.

Asimismo, cuando ya estés 100% seguro que quieres renunciar, hazlo en un plazo razonable. Lo mejor que puedes hacer es:

  • Pedirle una cita a tu jefe para hablar de la situación.
  • Cumple con los requerimientos de la empresa.
  • De ser posible, espera a que llegue tu suplente.

Los expertos concuerdan en que, lo mejor que puedes hacer es avisar dos semanas antes de irte de la compañía; ya que, es una buena forma de marcar tu salida de una forma responsable.

Sé agradecido

Aun cuando no tengas una buena relación con tus empleadores, que te vayas con una mala imagen, marcada por reclamos y disputas nunca es una buena opción; en tal sentido, lo mejor que puedes hacer es agradecer la oportunidad.

Empieza tu reunión hablando de lo bueno que te dejó esa empresa; esto, más que dejarles un buen sabor de boca a tus empleados, te dará la confianza que necesitas para continuar con tu decisión.

Piensa que sí tú estás tranquilo, le contagiarás tranquilidad a tu empleador; quién, más que sacarte a patadas, te dará recomendaciones para continuar con tu transición de la mejor forma posible.

Planifica la transición

Si seguiste los dos pasos anteriores, a la hora de renunciar a tu trabajo te irás con una imagen de profesionalismo que tu empleador apreciará mucho ¡Créeme! Esta es la única forma de salir “por la puerta grande”.

Ahora, el siguiente paso es preparar un plan de transición, o para ti, sino para tu suplente; en tal sentido, asegúrate de:

  • Dejar pocos pendientes
  • Si puedes, hacer una guía o recomendaciones para tu suplente
  • Muéstrate colaborativo en caso que surjan dudas más adelante

Recuerda que como eres tú quien está tomando la decisión, tú tienes el control de la mayor cantidad de cosas ¡Haz que valga la pena!

¿Quieres saber más sobre este u otros temas relacionados? Déjanoslo saber en los comentarios ¡Ayúdanos a crear contenido especial para ti!

Telegram

Suscríbase

Reciba notificaciones sobre las noticias más actuales de los Empleos en Florida.